Gracias

Gracias

domingo, 13 de diciembre de 2015

Nassim Haramein

Nassim es un físico teórico autodidacta que ha elaborado una de las teorías más increíbles de la física de unificación que existen hoy en día. 

Las teorías de unificación son las teorías de la física que intentan unificar las explicaciones de lo pequeño (nivel atómico) y de lo grande (nivel cosmológico)… pero la teoría de Nassim ha conseguido explicar mucho más. 

Su teoría describe la estructura y las dinámicas de lo que constituye el 99,99999999999% de lo que vemos ahí fuera… el espacio.. el vacío.
Según la ciencia, el vacío no está vacío.. está lleno de energía… infinitamente lleno de energía. Y debido a esta “infinitez”, infinitamente molesta, los científicos
decidieron renormalizarla (según Haramein lo que nos intentan hacer a todos en la escuela.. con mayor o menor éxito evidentemente…). Decidieron darle un valor finito a la infinitez y con ese cálculo, Nassim ha re-elaborado toda una teoría que completa las ecuaciones de campo de Einstein, dándole a su primer resultado, la condición de Schwardzchild o de un agujero negro, todas sus dinámicas de rotación, coriolis y demás efectos giroscópicos, dados en cualquier sistema, que evidente mente varían las nociones de lo que comprendíamos como realidad, ampliándola a una realidad, en la que todos los objetos gozan de serlo, gracias, a los agujeros negros.. o pozos de atracción y creación, de infinitud de tamaños, que sujetan en su sitio y crean, todo lo que existe, desde un átomo, a un ser humano, a un planeta, una estrella, una galaxia o, seguramente, al propio universo.. puesto que, por lo que parece, todo pinta como una misma imagen fractal autorrecurrente, aprendiendo y experimentándose a si misma… 

Acabamos de comprimir toda su extensísima teoría en un párrafo… pero para que nos entendáis, lo que parece haber hallado, es la estructura y las dinámicas de movimiento y funcionamiento, de lo que, para nuestra ciencia, parece contener una cantidad infinita de energía… el vacío.. el espacio.. y gracias a ello, ha comprendido, finalmente, al gran evadido de la ecuación… la gravedad. La gravedad no es más que la fuerza de atracción que generan los agujeros negros, de infinidad de tamaños, presentes en cualquier sistema… llamemos a este sistema un átomo, una persona, un planeta, una estrella, o una galaxia que, a la vez que generan una fuerza de atracción para mantener al sistema en su sitio, como para cualquier acción hay una igual u opuesta reacción, también generan toda la energía a la que posteriormente llamamos materia y podemos ver a simple vista y experimentar con nuestros sentidos.