Gracias

Gracias

viernes, 8 de julio de 2011

Nuestras relaciones son el reflejo de nuestro espejo. Por Isha


lunes, 27 de junio de 2011 .Publicado en Los Andes

En realidad siempre me preguntas por tus relaciones, me cuentas los problemas, que el otro hace esto, o no hace aquello, o que esto otro te hace sentir así o asá. En realidad solo estás en pareja contigo mismo, y sí, ya sé, me dirás “¡De ninguna manera! ¡yo no soy así!” - y tienes la lista de cómo eso no te gusta y de que tu no eres así.

Pero veamos, sin apurarnos tanto en negarlo: así como el otro es, ¿qué te hace sentir? ¿Cuál es el juicio que tienes internamente respecto a que sea así?

Hay algo seguro: si no te gusta lo que ves externamente, tienes que removerlo en lo interno, y entonces el espejo cambia, y de pronto crearás un espejo diferente, un espejo amoroso, una vez que comienzas a amarte a ti misma. No necesariamente quiere decir que cambies de pareja, no, quiere decir que ahora hay espacio para cambiar, el otro cambiará porque yo cambié.


Todos tenemos esta dualidad, y lo interesante es que hasta que no llegamos a un determinado nivel de conciencia, uno está reflejando al otro, porque en realidad, todo es para nosotros, todo es un gran teatro para nuestra evolución en la que cada uno es el único aquí, así que si tienes relaciones conflictivas en tu familia, vé hacia adentro y empieza a amar ese lugar internamente, porque lo crearás externamente hasta que desaparezca o cambie adentro, hasta que se convierta en amor, porque cuando lo amas internamente y te adueñas de eso, ya no te afecta más. Lo mirarás con amor y verás el miedo, el juicio, con amor, pero ya no será tu juicio, ya no hay apego a que sea así, ya no hay carga, ya se fue de allí dentro de uno, y la ironía es que esa persona cambia o desaparece, pues no la necesitas ya en tu mundo. Las personas van a cambiar, crearás nuevas personas y otras personas se irán, porque ya no te reflejan a ti, o tal vez evolucionen también contigo.
Cuando yo dejé de Australia yo era rara, estaba como adelantada a mi tiempo, mis amigos y amigas no eran espirituales para nada, tal vez un poquito, en cambio ahora sí lo son, pero entonces no era su momento, querían seguir con los mismos juegos sociales de siempre, los mismos dramas. Yo había evolucionado y luego evolucionaron ellos también, y ahora incluso están comenzando a venir y visitar el Centro, llegando hasta aquí desde todas partes del mundo.

Enfócate en el amor y todo se acomodará perfectamente en su lugar, y sí, los espejos cambiarán, o crecerás con tus espejos.

Esta es la evolución misma expresada en las relaciones interpersonales, y es infinito lo que podemos crecer y evolucionar. Anímate a esta aventura interna que disolverá todas tus guerras y dramas externos.
Bienvenidos a crear un mundo de luminosos espejos cristalinos que reflejan puro amor incondicional.

Por Isha.