Gracias

Gracias

jueves, 9 de junio de 2011

Sal del miedo y entra en la abundancia


Publicado el marzo 5, 2011 por Ho'oponopono en Venezuela 

La sanación proviene del amor, prosperidad, abundancia, luz, información, unidad e individualidad. No reside en el miedo, escasez, limitación, la ilusión de separación u oscuridad. No podemos dar un regalo si no estamos dispuestos a recibir y a aceptar.

No podemos permanecer temerosos tratando de protegernos de energías o entidades negativas imaginadas con llamas blancas, rosadas, púrpuras, doradas para facilitar la sanación. . . Ya que la sanación reside en el amor. No podemos permanecer en la falta o la limitación al intentar agregarnos elementos o intentar hacernos más completos usando dijes, cristales y/o otras parafernalias y juguetes de sanación. Ya que mientras más tratamos de añadir, más reforzamos la conciencia de la falta y la limitación. Tampoco podemos


detenernos en la pobreza consciente al rechazar intercambios financieros justos y negar nuestro propio valor y consecuentemente el valor de nuestro regalo y facilitar la sanación que reside en el amor, la prosperidad y la abundancia
Cada vez que sentimos, debemos mover nuestras manos en sentido de las agujas del reloj o tan sólo moverlas “hasta 3 pulgadas de distancia de nuestro cuerpo” porque nos fue dicho que eso era lo “correcto” – nos colocamos en un estado de miedo, del miedo de potencialmente hacerlo de la manera “incorrecta”. Llegó el momento de demostrar – por la valentía de nuestras propias acciones y convicciones – que el universo es amor, seguro y abundante. La única manera de hacer esto es que nosotros mismos atravesemos nuestros miedos para que podamos experimentar estar en amor y estar en abundancia y ser representantes de ello. Es el momento de convertirnos en esta luz, en alumbrar a otros con ella para que puedan verla e integrarla.
Debemos permanecer conscientes de nuestras intenciones, aquellas tan sutilmente engranadas que merodean justo debajo del radar de nuestra consciencia. Cuando aparecen en nuestra pantalla, es nuestra responsabilidad examinarlas. Con frecuencia tomamos nuestras intenciones ocultas con más fuerza que nuestras intenciones conscientes ya que no estamos lo suficientemente conscientes de ellas para traerlas a la luz del escrutinio. Si no sabemos que tenemos ese miedo, no sabemos que debemos encararlo.
Atravesar nuestros miedos requiere valentía y práctica diaria. Mientras más nos retamos y nos permitimos reconocer y admitir continuamente nuestros miedos como se nos presentan, mientras los abrazamos y atravesamos, entonces nos acercamos cada vez más a vivir en el amor y la abundancia, donde reside la sanación en su verdad, pureza e integridad. Esta es la esencia de la Sanación Reconectiva.
Tu estas atravesando tu propia transición evolutiva. Ahora eres capaz de escuchar y oír con un sentido diferente, de ver con una nueva visión. Has aprendido a sentir aquello que otros aun no han sentido. En la medida que has aprendido a experimentar esta nueva consciencia, te has insertado en tu existencia como un ser trascendente.
Lo que estas hacienda es traer luz e información al planeta – y donde hay luz e información, no puede haber oscuridad. A través de esta luz e información, entre otras cosas, viene la transformación y la sanación.
La sanación no es como “como” ni un “por qué” – ni una receta. Es un estado del ser.
Entonces, con tu miedo, entra en la luz y la información. Esto se transforma en amor. Luego es amor – y es el sanador. Tú eres a la vez el observador y el observado, el amante y el amado, el sanador y el sanado.
Conviértete en uno con el otro, luego sánate a ti mismo. Al sanarte a ti mismo, sanarás a otros. Y al sanar a otros, te sanas a ti mismo.
Reconecta. Sana a otros; sánate a ti mismo.
Algunas cosas son difíciles de explicar; los milagros hablan por sí mismo.
Por The Reconection LLC
Traducido por: Guillermina Ramirez