Gracias

Gracias

lunes, 29 de noviembre de 2010

Ho'oponopono y abuso

Ho'oponopono y Abuso



Frecuentemente durante mis entrenamientos de Ho´oponopono asisten uno o dos   estudiantes que han sido víctimas de abuso. Siempre es muy duro para ellos aceptar 100% de responsabilidad y darse cuenta que fueron ellos quienes lo atrajeron, especialmente si les sucedió siendo niños. Comprende que verte como una víctima es una elección y una vez que tomas total responsabilidad, esto te liberará.
Durante uno de mis entrenamientos en Romanía mencioné a la clase cuan importante es no vernos como víctimas. Les dije que somos 100% responsables por cada situación y por cada persona que atraemos a nuestras vidas. Algunos estudiantes se sorprendieron con mis comentarios. Luego una mujer levanto su mano y dijo: “cuando mi hija era pequeña esta situación me fue confirmada”.









Madre e hija, ambas estaban en el entrenamiento. La hija comenzó a compartir la historia con nosotros, comenzó diciéndonos cómo las memorias todavía estaban tan claras. Antes de ser en realidad concebida en el vientre materno recuerda haber estado rodeada por muchas estrellas y que instintivamente sabía que una de esas estrellas era su madre. Comenzó a buscar entre las estrellas cuando de repente vió una muy brillante y en ese instante supo que había encontrado a su madre.
Luego del entrenamiento en Rumania escribí esto en una de mis newsletters y luego recibí este e- mail de Rossana de Argentina.
Hola!
Escribo porque cuando leí la newsloetter, no me sorprendí con la historia de la niña porque yo pasé por una situación similar. Fue hace siete años y recordé todo tan claramente, recordé que cuando comencé a vivir había elegido no nacer y le dije a la persona que me guiaba que me había equivocado al elegir aquella familia, que no lo iba a lograr. Pero esa persona me dijo que tenía que hacerlo, que lo lograría, que no estaría sola porque ella permanecería a mi lado. Luego él me tomó de la mano y me llevó hacia donde se encontraban las estrellas y me dejo allí. Desde ese lugar comencé a viajar a través de las estrellas en mi viaje hacia la vida. Pensé que podría ser útil compartir esta experiencia.

Saludos cordiales,
Rossana”.
 Entonces, si atravesamos momentos difíciles con nuestros padres, es duro para nosotros aceptar que lo elegimos, porque olvidamos quienes somos. ¿Cómo podríamos siquiera considerar la posibilidad de elegir una experiencia como esa? Bien, no lo hicimos a un nivel consciente, pero una parte de nosotros sabía mejor.


Un día recibí un e-mail que decía, ¿esta persona pasó por esto también? ¿Adivina de quién estaban hablando? Oprah Winfrey. Presta atención. Mira a tu alrededor. Muchas personas que han tenido experiencias terribles en sus vidas, eligieron ya no verse a sí mismas como víctimas y están usando sus experiencias para hacer una diferencia en el Mundo.


¿Te considerás una víctima de abuso? Es hora de que despiertes y hagas una diferencia. Tú estás aquí para algo GRANDE. Tú eres GRANDE. Solo que no lo recuerdas. Necesitabas ya sea pasar por   el pago de una deuda que no recordabas que tenias para poder liberarte y/o ayudar a otros que pasaron por la misma experiencia y recordarles que están por encima del abuso.


Vinimos a rectificar errores, descubrir quiénes somos y liberarnos. El Universo siempre es perfecto y las situaciones en nuestras vidas son simplemente bendiciones disfrazadas.
El problema no es nunca el problema, sino como reaccionamos al problema es el problema. Nunca eres tú ni la otra persona sino los programas tocando en tu mente subconsciente. Estos programas pueden atraer la situación perfecta y darnos la oportunidad de soltar y borrar.

Permíteme compartir un estudio que fue hecho con prisioneros. En el estudio a los prisioneros les fueron mostradas diferentes personas, luego se les pidió que eligieran a quiénes le robarían y a quiénes no. Luego se les preguntó a los prisioneros qué determinó a quienes robarían y a quienes no. La abrumadora respuesta fue, que todos ellos habían elegido a aquellos que ellos pensaban que no se defenderían. Ves, hay algo de nosotros que atrae ciertas situaciones y personas a nuestras vidas, sin que siquiera lo sepamos conscientemente. 


No estoy diciendo que celebres luego de una violación o un robo, quiero decir aceptar que hay algo en ti que atrajo al violador o al ladrón para que te eligiera como su víctima. Reconocerlo como esos programas que continúan tocando y cuando paramos los programas comenzamos a atraer diferentes cosas. Es importante no sentirnos culpables, pero sí tomar 100% responsabilidad. Así podemos parar aquellos programas que atrajeron tal persona o situación a nuestras vidas. Y por favor siempre recuerda, responsabilidad y culpa no son sinónimos.


Por favor, sábelo, no hay nada malo en ti. Cuídate y amate. Y lo más importante, perdónate por ser la víctima y perdona a la persona que te trato injustamente para que el dolor se pueda ir. Cuando no perdonas solo te hieres a ti mismo y no al otro.


Ahora pues soltar la culpa, la vergüenza y el resentimiento y utilizar la experiencia para hacer una diferencia en la vida de otra víctima.
Posted by Mabel Katz on November 26, 2010