Gracias

Gracias

martes, 29 de octubre de 2013

No hay parte de ti que no sea espiritual. Por P'taah


Mensaje de P’taah. Octubre 2013. 

Interlocutora: Cuando estamos en este cuerpo físico, ocupamos gran parte del tiempo en cosas mundanas, actividades triviales que no nos producen ninguna emoción, que no tienen ninguna relevancia, ir a la compra, el papeleo, las cosas que nuestro cuerpo necesita para subsistir en este planeta. ¿Por qué está el ahora tan lleno de estas trivialidades cuando en realidad hay cosas mejores que hacer? 

P’taah: Oh querida creer que algo es “mejor”, sólo es un juicio. Y te acordarás de que lo hemos dicho, todo eso sólo es una percepción. Ahora bien, tú eres un gran ser espiritual cuando estás sentado en el baño o cuando haces la parada en el supermercado, mientras haces el amor o la guerra. Realmente nunca hay un momento en el que no eres un gran maestro espiritual. 

No hay ninguna parte de ti que no sea espiritual. Querida, tú sigues siendo espiritual cuando estás
con el papeleo. Todo es un tema de percepción. Muchos de vosotros nos decís: -pero P´taah, me paso el tiempo en un trabajo muy mundano y lo que yo quiero es hacer un gran trabajo espiritual.
Realmente se trata de encontrar la alegría y de estar presente en cualquier cosa que hagas. De estar verdaderamente en el presente. La vida es lo que sucede mientras tú estás arrepintiéndote del pasado y aterrorizada de tu futuro.

(Risas) 
¿Entiendes lo que digo?

Interlocutora: Si 

P´taah: Se trata de que seas más consciente de todo lo que estás haciendo y de que estés más presente. Si no hay nada emocionante, alégrate de no sentir “nada emocionante”. No existe un momento en el que no seas el más maravilloso ser espiritual teniendo una experiencia, sea ésta la que sea que hayas creado. Y como quieras que lo percibas es absolutamente válido, pero puedes ver de esta forma como tus percepciones cambian la realidad. 

Interlocutora: ¿Así que nuestro único propósito es estar alegres? 

P’taah. Claro (pausa) Así es. 

Interlocutora: ¿Ese es nuestro único propósito? 

P’taah: ¡Absolutamente! 

(Risas) 

Interlocutora: Suena maravilloso y fácil

P’taah: Pero también se trata de no invalidar el dolor, la angustia, el miedo ni el aburrimiento. Todo eso es válido, pero hay que ver qué es lo que lo está creando, que percepción de la realidad lo está creando. Muy a menudo cuando estás aburrido, es porque has aprendido todo lo que tenías que aprender sobre alguna cosa en particular. Entonces es el momento de salir y hacer lo que haga que cante tu corazón. ¿Por qué? Porque cuando canta tu corazón, tu estás en el ahora. 

Interlocutora: Todos estamos aquí porque tenemos un deseo común de mejorar y aprender más y por eso apreciamos tu ayuda. Pero hay mucha gente que se dedica más al cuerpo que a su espíritu y mente. Mi pregunta es si hay algún aparato que nos pueda ayudar, e incluso a otras personas, a mejorar el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu. Algo como minerales, vitaminas, imanes…

P’taah: Te decimos que el cuerpo es absolutamente un reflejo de lo que tú eres. Aquello que es el físico, es reflejo de tu cuerpo no material. Cuando estás alegre, todas las células de tu cuerpo vibran con el conocimiento de la alegría.

Cuando te encuentres en este lugar puedes tirar todos tus suplementos. Puedes renunciar a todos tus juicios sobre lo que debes de comer para nutrir tu cuerpo, porque la realidad es que tu cuerpo se nutre de tu Ser y no por lo que pones en tu boca. 

Así que se trata de que observes cuán a salvo te sientes en tu mundo. ¿Qué piensas que son las alergias, sino un reflejo de no sentirse a salvo? 

Hay que honrar al cuerpo absolutamente. Tu cuerpo es sagrado. Cada célula le debe su existencia a la luz de la Divinidad. La forma en que trates a tu cuerpo es un indicativo de lo que sientes sobre quien eres. De quien crees que eres.

Cuando estas alegre, cuando estas enamorado de lo que eres, tu cuerpo no necesita nada más. Cuando reconoces que lo que eres es una perfecta y eterna expresión de la fuente, cuando 
conoces esta verdad, entonces tu cuerpo brilla acorde con esta verdad. No puede ser de otra forma. 

Te amo absolutamente, te amo eternamente porque en realidad eres un gran y maravilloso espejo de lo que yo soy en belleza, en poder, en perfección. Una eterna expresión de la creación. (Pausa) Hermosos cada uno. (Pausa larga)

Mi deseo para vosotros es que sepáis quiénes sois. Mi deseo para vosotros es que os veáis a través de mis ojos y mi conocimiento. Mi deseo para vosotros es que estéis admirados por lo maravillosos que sois, tal y como yo lo estoy.

En verdad os damos gracias por ser el maravilloso reflejo que sois de aquel que yo soy. Declarando esto es un gran honor serviros de esta forma, (hablando en voz baja) os amamos para siempre, eternamente y os damos las gracias.

Entonces hasta el próximo momento presente, mis queridos. Que sepáis que como vosotros nos habéis inventado en vuestros corazones, ahí es donde residimos, sin separación, nunca separados.

Namasté. 

Jani King /P'taah 

www.Ptaah.es