Gracias

Gracias

domingo, 3 de agosto de 2014

Una experiencia personal


Atravesaba un mal momento. Venía de la separación del que había sido mi marido, de la que había sido mi casa, del que había sido mi estilo de vida y de algunos amigos que quedaron por el camino.

En esas circunstancias, estaba haciendo acopio de lo aprendido y practicado durante muchos años, para no dejarme caer en el abismo que sentía tan cercano.

Mi amiga Conxita estaba sentada frente a mi, hablando a través de su móvil cuando la oí decir: “Cómo???.... Hopo…qué??? …. Aaaaaah, aquello de lo siento, perdóname, te amo, gracias ¡!

Algo se prendió
en mi corazón cuando escuché aquellas cuatro frases juntas, una tras otra. Las repetí despacio…. Había trabajado con el perdón, también con el agradecimiento; pero aquellas frases juntas… Las repetí de nuevo…. De repente, sentí una fuerza que emanaba de aquella sensación en mi corazón y que me engullía con todo mi dolor… Lo siento, lo siento mucho, perdóname, por favor perdóname, te amo tanto!. Gracias, gracias.

Me sentí flotar en un espacio de paz, bálsamo de todas las heridas, donde nada ocurría y todo era posible, donde nada existía excepto el YO

Oí la voz de mi amiga que decía: “veo que tienes mucho sueño, descansa. Te llamaré mañana. Ahí te dejo el nombre de una “técnica” que te gustará”

Cerré de nuevo los ojos. Lo siento…, perdóname.., te amo…, gracias…. Hasta que me dormí.

La “técnica” se llama Ho’oponopono. Me precipité al ordenador y busqué. Lo primero que encontré fue la oración que Viví Cervera “cometió el error” de publicar en youtube. Hermosa oración, compendio de todo lo que creo necesitar!. Gracias Viví por tu “error” (que es el mío) y gracias a Mornah, en quien te inspiraste.

Luego descubrí a Mabel Katz. Ví sus videos, leí sus libros, compré mucho de su material. Me “presentó” al Dr. Hew Len. Gracias Mabel por enseñarme los orígenes de lo que mi corazón me mostró.

Seguía practicando. Mientras, leía los libros de Viví, cuyas palabras hacían blanco directo en mi corazón por lo vividas y sentidas

Decidí entonces crear este Blog al lado de mi hermana del alma, Janique. Yo no sabía como hacerlo y ella me enseñó. Mi intención fue la de recopilar en un solo lugar todo lo que me inspiró y me inspira, todo lo que me ayudó y ayuda a mantenerme en el corazón, se llame Ho’oponopono o no. Todos los caminos verdaderos llevan al mismo lugar, a ese lugar en el que todos somos lo mismo, a ese lugar llamado Amor, materia prima de la que todos estamos hechos.

Gracias a todos y cada uno de los Autores -seres de luz y amor- que aparecen en el Blog, a su generosidad y a su maravillosa capacidad de transmitir, que tanto admiro!

Sigo practicando durante el día -mi oficio es practicar-, a veces conscientemente, a veces como un papagayo. Por la noche confío en que mi Niña Holly limpia y borra por mí, mientras la abrazo.


….Y siento caer sobre nosotras, entre flores y plumas, una caricia infinita, de Amor infinito..

Gracias…, Te amo tanto, Gracias

Joy