Gracias

Gracias

viernes, 27 de marzo de 2015

El juicio negativo como herramienta Divina. Por P'taah


P’taah: Saludos queridos míos. Es todo un placer reunirnos con ustedes en este día para hablar sobre los juicios. Ciertamente sabemos que en lo que ustedes llaman su aprendizaje, les han enseñado que el juicio negativo está mal y que si juzgan nunca irán al cielo.

Pues bien, nosotros les decimos que el juicio negativo es su herramienta divina y una gran oportunidad para que lleguen a saber quiénes son. Vamos a explicárselos más ampliamente. Mientras más intenten no emitir juicios negativos, más los están refrenando, resistiéndose a enjuiciar negativamente, entonces más se repetirá esa situación. Porque tal y como les hemos dicho muy a menudo, “Aquello a lo que te resistes, definitivamente persistirá”.

Así que les decimos que pueden llegar a realizar lo que todos ustedes desean y llaman
“iluminación”, como el resultado, el resultado natural, de aprender quiénes son y de amar cada aspecto de ustedes plenamente.

Ahora bien, realmente la mayoría de ustedes no tienen ni idea de quienes son, aunque lo están aprendiendo mientras se expanden cada vez más y más. Les decimos que es en el momento presente, en el que identifican aquellos aspectos de ustedes que hasta ahora han sido ocultados, dependiendo de su reacción emocional y juicio. ¿Tiene esto sentido?

Así que cuando se descubran juzgando negativamente, pregúntense: ¿Qué es lo que realmente estoy sintiendo en esta situación? Porque mientras están en ese juicio negativo sobre algo fuera de ustedes, entonces realmente lo que está sucediendo es que o bien están reaccionando a un juicio sobre ustedes mismo, o hay algún miedo que no ha sido resuelto aún.

Así que cuando puedan verse juzgando negativamente, bendíganlo en verdad porque es una herramienta divina para la expansión, para saber dónde están, para la revelación gradual de quienes son realmente. Luego descubrirán que cada vez más y más se habitúan a estar en el ahora, prestando atención a aquello a lo que juzgan y en cómo se sienten, de esta forma se están permitiendo aceptar más, todos los aspectos de ustedes acercándose así cada vez más, al anhelo se su corazón de llegar a ser lo máximo que posiblemente puedan ser. Muy bien, ahora las preguntas porque es a través de sus preguntas que pueden llegar a comprender, por lo menos intelectualmente.

Interlocutor: Tiendo a tener muchos juicios cuando estoy con gente con la que me siento bien, o si estoy en un ambiente agradable. Sólo me preguntaba si era importante si una persona está con un grupo de meditación, o por ejemplo con un grupo que está alejado de un ambiente negativo. ¿Es mejor o no importa la forma en la que vivas tu vida?

P’taah: No importa. No importa cómo, ni dónde, vivas tu vida. La única cosa que es significativa es ¿Cómo se siente uno en el momento presente? ¿Lo ves? Porque tal y como dices, fácilmente te pones de mal humor y ves el mundo a través de tu ansiedad. Eso está bien. En lo que estamos haciendo hincapié aquí, es en que no hagas que el juicio sea algo incorrecto, sino más bien aprovéchalo. Usalo para profundizar en la comprensión de quien eres.

Interlocutor: Entonces sería una herramienta más valioso si no lo evitamos y nos unimos a grupos donde uno no se sienta a gusto nunca?

P’taah: Querido, te aseguramos que no importa el grupo en el que estés. Cualquier cosa que no esté alineada aparecerá para que sea alineada. ¿Lo entiendes?

Interlocutor: ¿No importa el dónde?

P’taah: No importa el dónde. No importa lo que pase.

Interlocutor: Entiendo.

P’taah: ¿Lo ves? Así que lo que estamos diciendo es que aquello que juzgas fuera de ti, es únicamente un reflejo de lo que sucede en tu interior, un registro emocional. ¿Te das cuenta?

Interlocutor: ¿Y te persigue allí a donde vayas? O sea, no importa donde esté, algo dentro de mí que no está alineado, aparecerá y tendré que alinearlo.

P’taah: Sin lugar a dudas. Ahora bien no “tienes que”. Pero tal y como hemos dicho muy a menudo, si no vas a afrontar esos conflictos, seguirán apareciendo una y otra vez hasta que finalmente digas: “Estoy harto de crear las mismas viejas historias y de que se presenten las mismas viejas emociones”. Asumirás la responsabilidad de que eres tú quien lo está creando a través de tus miedos, a través de tus creencias sobre ti mismo, y de que ves el mundo exterior a través del lente de esas creencias y miedos y ciertamente también con las alegrías y deseos. ¿Te das cuenta de ello? En este caso estamos hablando únicamente de aquello que es negativo, pero obviamente también te enfocas en aquello que es maravilloso y gozoso; y eso manifiesta aquello que hace cantar a tu corazón. El universo no juzga esto como malo y eso como bueno, sino que apoyará la energía que estés emitiendo sea miedo o amor.

Interlocutor: Así que aprenderíamos a través de ese proceso a favorecer el amor, para que esos asuntos sean alineados y podremos crear más alegría y ver más alegría?

P’taah: (con suavidad) Así es.

Interlocutor: Gracias P’taah.

Jani King /P'taah
www.Ptaah.es