Gracias

Gracias

jueves, 5 de febrero de 2015

El Placer de ser tú. Por Viví Cervera

Ninguna enseñanza es igual a otra.
Cada una lleva un lenguaje, un perfume único.
Ese que brota del corazón de quien la imparte.
Imposible comparar.

Esto que escribí puedes verlo fácilmente en los siguientes autores, por no citarte más:

Ramana Maharshi
Nisargadatta Maharaj
Jiddu Krishnamurti
Ramesh Balsekar
Eckhart Tolle
Jeff Foster.

Todos ellos hablan y escriben acerca de lo mismo (el mundo de la no dualidad) pero nunca de la misma manera. Cada uno en su tiempo, expresó los mismos conceptos desde su propio punto de vista, de tal modo que su lenguaje, que parecía totalmente nuevo, abriera caminos para nuevas e incluso antiguas generaciones.

Considero que para abrir caminos con tu arte, con tus dones, es preciso descubrirte e interiorizar. Tomar el que pueda parecer el concepto más antiguo y simplificarlo, para el público al cual te es permitido llegar.

Inspirarte. Que tus letras -aunque viejas-
parezcan escritas por primera vez. Que los colores de tus pinturas parezcan nunca vistos. Que tu danza lleve a quienes te observan a mundos mágicos. Que la obra de tus manos se sienta nueva, ya que de alguna manera lo es.

Todo esto es opuesto a plagiar, a imitar. Lo cual no es necesario. Cuando copias o plagias, pretendes inútilmente volar lejos de tu infierno con las alas de otro y eso no te liberará.  Es mil veces mejor publicar letras sencillas que brotan del alma, a exquisitos versos inspirados por otro. Naciste con tu propio don y el tiempo es oro. Aprovéchalo siendo tú.

Ama tu arte. No compitas. Nacimos para borrar estadísticas, datos inútiles, números.

Competir es absurdo, ilógico, loco. Somos diferentes, cada uno de nosotros es único, y por eso hemos de mostrar precisamente eso que nos hace irreemplazables. La naturaleza nos muestra cómo se hace. Por ejemplo, las rosas no encuentran necesidad alguna de competir con las orquídeas puesto que cada una tiene un propósito distinto, aunque ambas hayan sido creadas para embellecer, lo hacen de diferentes maneras. Algo similar sucede con nosotros. La obra que llevamos a cabo, llamará exclusivamente a quienes han de estar de ese modo en nuestras vidas, a nadie más.

Todo esto quiere decir, que de una misma filosofía pueden partir miles de caminos, todos iguales y todos diferentes a la vez. Y si tienes la oportunidad de recorrer cada camino, con la mayor objetividad posible te beneficiarás enormemente, porque cada ser humano que escribe desde su alma, tiene mucho por enseñar. Además el corazón sabe cuándo ha encontrado algo que resuena para sus adentros como una gran verdad. Algo que nunca se irá.
Uno de los principales motivos que puedes tener para ser tú es hacer del mundo un lugar completamente digno de ti.

La flor respondió: ¡Necio!
¿Crees que broto para ser contemplada?
Broto por interés propio,
porque eso me agrada,
no por el interés de los demás.
Mi tarea consiste en ser flor y brotar.
Parerga y paralipómena.   (Arthur Schopenhauer).

Viví Cervera