Gracias

Gracias

viernes, 2 de enero de 2015

Tomar decisiones. Por P'taah

Interlocutora: P’taah, me gustaría preguntarte sobre la dificultad que estoy teniendo a la hora de tomar decisiones. Parecía mucho más sencillo cuando simplemente creía que estaba siendo guiada, y que cuando me conectaba con mi intuición, siempre había una respuesta de lo que estaba predestinado y simplemente actuaba en consecuencia. Ahora que creo que soy yo la que está tomando las decisiones por mí misma, entonces no confío tanto en las repuestas que estoy recibiendo. 

P’taah: Bueno querida, lo único que ha cambiado es tu creencia ¿Entiendes? Porque realmente no hay nada predestinado. Sin embargo, tu intuición es siempre la guía más confiable a la hora de tomar una decisión. 

¿Cómo se siente? ¿Cuál es la pasión? ¿Cuál es la
fascinación? Esta es también tu guía y lo llames intuición, guías o ángeles, realmente quien siempre tomas las decisiones eres tú. La diferencia es que antes confiabas incuestionablemente y ahora lo cuestionas todo.

Ahora bien, eso está bien excepto por que te colocas en una situación de mucha confusión, cuando rechazas tu conocimiento interior. 

Interlocutora: Quiero decir que en este momento de mi vida no puedo saber con exactitud cuál es mi conocimiento interior. Por ejemplo, siento que, digamos que tengo tres elecciones y en cada una de ellas hay algo que hace que mi corazón cante, pero también hay algo que me asusta. 

P’taah: Son dos cosas diferentes querida, dos asuntos distintos. Una cosa es lo que hace cantar a tu corazón y otra el lidiar con el miedo que está por debajo de todo. 

Interlocutora: Pero es que eso es lo que no puedo saber. Es difícil para mí explicarlo. 

P’taah: No, se entiende perfectamente. Sin embargo, lo que es difícil de explicarte es el hecho de que el miedo es el miedo y deber ser afrontado. Comprende que lidiando con el miedo, entonces las elecciones serán mucho más claras. 

Interlocutora: Pero para cada elección siempre parece haber el miedo de que uno está tomando una decisión equivocada. 

P’taah: Querida, No existen las elecciones equivocadas. Es una creencia que no te sirve, el decir que puedas tomar una decisión equivocada, porque la verdad es que no puedes. 
Eso es lo que estás olvidando. No puedes tomar una decisión equivocada y para muchas personas, la idea de una elección errónea es terrorífica y las mantienen estancadas, en cierto modo incapaz de moverse. 

Interlocutora: Si, y el tema sobre las elecciones equivocadas es… no es que tenga miedo de equivocarme en el sentido de que tenga un juicio sobre la elección en sí. Lo que me preocupa es que no sea lo que haga cantar a mi corazón. 

P’taah: Te estás preocupando por el resultado de la elección. Pues bien, el resultado de una decisión, en cierta forma, no es importante porque sea lo que elijas, te va a presentar una situación. Y sea cual sea la situación, es algo con lo que tienes que lidiar. Bien sea algo alegre o emocionante, o bien sea algo que consideras nefasto, la verdad es que, pase lo que pase, es en el ahora cuando se afronta. 
Y lo que estás haciendo es proyectarte desde el ahora. Si tomas decisiones plenamente en el ahora, para el momento presente, entonces no será tan terrorífico. Lo que estás haciendo es proyectarte en un futuro nebuloso en el que el resultado puede ser un cataclismo, puede ser doloroso, etc. Te estás colocando en una situación que siempre está en el futuro y no en el presente. 

Interlocutora: Si, Para ser precisa no sé como tomar decisiones en el ahora. 

P’taah: Si sabes hacerlo. 

Interlocutora: ¿Lo sé? 

P’taah: ¡Claro que sabes! En el ahora estás tomando decisiones sin importar el resultado. Simplemente lo has olvidado últimamente, especialmente en este último año. 

Interlocutora: ¿Me puedes ayudar a recordar? 
(risas) 
Interlocutora: porque siento que si estuviera realmente en el ahora, no necesitaría tomar decisiones. Me refiero a que sería muy feliz allá donde estuviera. 

P’taah: Siempre estás eligiendo, en cada instante, incluso si se trata de lo que vas a comer para cenar. ¿Entiendes? 

Interlocutora: ¿A qué te refieres cuando dices que en el último año me he olvidado? 

P’taah: Bueno, en cierto modo, durante este último año has cambiado tu vida en una dirección diferente.

Interlocutora: Si, bueno, no sé en qué dirección. Por eso es por lo que estoy confusa. No sé a dónde voy ni lo que estoy haciendo. 

P’taah: ¿Cómo se siente eso? 

Interlocutora: ¡Muy mal! Se siente muy frustrante. Me siento atrapada en un cruce de caminos con tres o cuatro opciones frente a mí y estoy ahí de pie pensando: “si tomo ese camino entonces me perderé este otro, y si tomo ese otro, entonces ¿cómo afectaría a este otro? 

P’taah: Te recordamos querida que en cierto modo, no tiene que ser esto o aquello. ¡Puede ser esto y esto y esto! 

Interlocutora: Si, y no sé cómo hacerlo realidad. 

P’taah: Lo que haces es elegir en el Ahora.

Interlocutora: Si. 

P’taah: Y entonces en otro Ahora puedes decir, “Eso fue muy divertido pero ahora deseo cambiar de dirección un poco, así que ahora me moveré por aquí”. 

Interlocutora: Creo que al final termino estancada en los 4 miedos básicos. Es que detrás de cada uno de esos caminos veo, escasez, el miedo de no ser suficientemente buena, o que el amor no resulte en otro camino, o no teniendo suficientemente dinero en el otro. Así que estoy influenciada por los cuatro miedos básicos, en vez de cómo dices, vivir en el ahora reconociendo que no necesito estar en esa posición de miedo. 

P’taah: Sólo tú puedes tomar esa decisión, querida. Miedo o amor, miedo o alegría, miedo o algo emocionante. Nadie puede hacerlo por ti. 

Interlocutora: Después de todo, sigo terminando en la misma situación. Mis elecciones son mudarme a otro país, comprar una casa en otro sitio, irme a vivir con alguien a otro país. A ver, son temas serios y por eso surge el miedo. 

P’taah: ¿Cuál es la alternativa? 

Interlocutora: No hacer nada de eso y quedarme justo donde estoy, pero no estoy contenta con esa posibilidad. 

P’taah: ¿Cómo se siente eso? ¡Se siente terrible! 

Interlocutora: Si eso es, ¡Aburrido! 

P’taah: Así es querida, aburrido. 

Interlocutora: Tomar decisiones en la vida me parece una de las cosas más difíciles. Creo que la respuesta está en lo que estás diciendo ahora. Me sigo proyectando a un futuro que es una fantasía. ¿Cómo puedo saberlo? 

P’taah: No sabes lo que te espera a la vuelta de la esquina querida. Y entonces ¿Cómo puedes tomar una decisión? Tomas decisiones en la forma en que siempre lo has hecho. Te guías por lo que se siente como correcto, lo que se siente emocionante. Te guías por el sentimiento interior acerca de ello. 

Interlocutora: Si. Gracias P’taah. 

Jani King /P'taah 

www.Ptaah.es