Gracias

Gracias

domingo, 2 de noviembre de 2014

Negatividad y Sanación. Por P'taah


Interlocutora: Tenemos a alguien que pregunta: Me estoy sintiendo realmente exhausta. No importa lo mucho que descanse o que duerma, siempre me siento agotada. Se ha agravado en las últimas semanas. Tengo que trabajar y necesito más energía de la que tengo para hacerlo, con la poca que queda. ¿P’taah me puedes ayudar indicándome cuál es el problema? 

P’taah: Digamos que el concepto llamado agotamiento, el casi no poder salir a delante, todo es muy duro, demasiado… están creados desde el estrés. Y el concepto llamado estrés viene de la proyección de un resultado negativo. Normalmente no tiene nada que ver con lo que está sucediendo en el ahora, sino más bien
con lo que es proyectado en el futuro. 
Diríamos, primero que todo, que se trata de nutrir el cuerpo, nutrir cada parte de ti, eso es lo principal. Si estás cansada detente y duerme, o descansa, o haz algo delicioso para ti. 
Diríamos que el concepto del agotamiento siempre está creado por una idea de que hay mucho que hacer y no hay suficiente tiempo. Bueno, vosotros creáis el tiempo. No estáis disfrutando de la vida lo suficiente. Y no importa lo que hagas, no importa el escenario que hayas creado en tu vida, siempre hay alguna otra forma, otra forma de ver las cosas, otra manera de ser en la situación. 
Así que la idea del agotamiento simplemente es que no te estás cuidando lo suficiente, no estás siendo consciente, no estás prestando atención. Observa las viejas ideas que te mantienen estancado, en una situación en la que crees que debes de hacer esto o lo otro. ¿Y por qué? 
La idea de que alguien está ahí para juzgarte… La verdad es que el mayor juicio es el que te diriges a ti misma. Si pudieras relajarte y hacer lo que sientas en el ahora, entonces no habría agotamiento. Todos os cansáis cuando estás físicamente muy activos, o incluso cuando estáis mentalmente muy activos. Entonces para. Cuando te canses, detente. 

Interlocutora: Una cosa que estoy descubriendo… y afortunadamente tengo algunos espejos maravillosos que me lo están indicando de una manera muy amable… mi manera de hablar es a menudo muy negativa. Veo el lado negativo de las cosas más de lo que creía que hacía. Y ni siquiera me doy cuenta de ello, es tan habitual. Me pregunto cuántos de nosotros hacemos eso, tener una expectativa negativa. Todo es un hábito. 

P’taah: Es muy común y al aprender a vivir con atención, entonces puedes cambiarlo. Algunas veces es casi una superstición entre vosotros, el que no podéis ser positivos por si molestáis a los dioses de la buena suerte. Así que es casi una obligación que habléis negativamente de manera que no atraigáis la negatividad. 

Interlocutora: ¡Si! ¡Vamos de puntillas por la vida de manera que no atraigamos la atención a los dioses de la negatividad! 

P’taah: Así es.
Interlocutora: Tengo otra más de una persona que pregunta ¿Qué es lo mejor que podemos hacer entre nosotros de manera que la curación se dé? 

P’taah: Amaros los unos a los otros. No hay nada más. 
Si cada uno diese el amor que desearía para sí, entonces os ayudarías entre todos vosotros. Claro está, que la verdad es que la sanación sólo puede suceder dentro de uno. Pero, ayudar, estar ahí para nutrir y apoyar, sólo se trata de amar y hacerlo en la forma en que sea apropiada para cada situación. 
Querida, ser el amor es también ser el amor para ti y verdaderamente reconocer aquello a lo que temes, no importa cómo lo adornéis, y no lo juzgues como malo o equivocado. 
Si tus hijos fueran bebés otra vez y si los vieras reaccionando de una forma en la que muestran su miedo, entonces no los reprenderías. Los abrazarías y les dirías: “todo está bien, querido, no hay nada que temer. Eres amado plenamente” ¿No es así? 

Interlocutora: Si, Si. 

P’taah: Así que ¿Por qué no lo hacéis con vosotros mismos? Con esas pequeñas partes de vosotros que todavía siguen siendo un niño, siguen estando temerosas. Esto es mostrar amor. Y al haceros más y más versados haciéndolo para vosotros, entonces de esta manera seréis más versados haciéndolo para otras personas. Reconoced también que sois el regalo para otras personas. 

Interlocutora: Eso es hermoso. Difícil de ver para uno, creo, pero es muy cierto. 

P’taah: Mientras más y más te tratas a ti misma con amor, más y más reconoces la verdad que eres, ama aquello que juzgas como algo negativo al igual que aquello que juzgas como positivo, de esta manera recreas más y más el equilibrio y creas más y más salud. 
Sólo se requiere que vivas atenta. La costumbre no es sólo pensar negativamente muy a menudo, sino también es el de apartar a un lado y no reconocer esos aspectos sobre ti misma que realmente no quieres reconocer. Las cosas que sientes puede que sean desagradables o malas, no sean lo perfecto, no ejemplifiquen a la Diosa o al Dios como un capullo listo para florecer. La verdad es que hasta que puedas reconocerlo, aceptarlo y abrazarlo no podrás florecer, estarás siempre a punto de florecer y te quedarás así, pero eso está bien, porque después de todo los capullos son perfectos, ¿Lo ves? ¿Tiene sentido para ti? 

Interlocutora: Completamente. P’taah ¡Gracias, gracias , gracias! 

P’taah: Siempre es un placer tener la oportunidad de reflejaros todo lo que os pueda asistir en vuestra vida diaria, para que os divirtáis, para que disfrutéis más, que estéis más intensamente alegres. Y recordaros que una de vuestras mayores misiones es esta vida es la de encontrar más y más maneras de expresar amor. ¿Está bien querida? 
Así que con gran amor nos dirigimos a todos vosotros. Namaste y recordaros que estáis eternamente acunados en el corazón que Yo soy. Adiós. 

Interlocutora: Adiós. Gracias P’taah.

Jani King /P'taah 

www.Ptaah.es