Gracias

Gracias

viernes, 5 de septiembre de 2014

Familia Interior - Quién Soy Yo?

HA I

Gracias, querido I, por darnos esta oportunidad de compartir uno de los caminos que conducen a la Paz.
MAHALO!!!
Aloha PáKAU!!!
Cómo es eso de “apelar a la Divinidad en mi interior”?



“CONÓCETE A TI MISMO” Se puede leer en el templo de Delfos, dedicado a Apolo.

Los antiguos Hawaiianos tenían incorporado el concepto de “yo soy el que soy” y que la Divinidad reside dentro de una mente “trina”. Según ellos, para conocerse a uno mismo, primero hay que conocer los mecanismos del YO, cuáles son sus áreas de trabajo y cómo opera cada uno:

-El Unihipili: (Emocional/Sentimental) El Niño Interno ó mente subconsciente. Lo emocional, lo relacionado al sentimiento y a todas las expresiones “animales” de la mente. El “banco de datos o información” donde se almacenan todas las memorias. Todo lo

que ha ocurrido en nuestras vidas se guardan aquí. Todas las impresiones, todas las memorias, los pensamientos, actitudes, acciones y especialmente sentimientos y emociones. Es la “computadora interna”. No pierde detalle alguno. Puede crear problemas físicos ó mentales. No piensa, no razona. Sólo siente y reacciona.

-El Uhane: (Mental) La Madre ó mente consciente. Es el área de la mente que puede establecer relaciones. El área intelectual que razona, identifica y expresa la voluntad. Puede ser el maestro ó guía del Unihipili, cuando establece una sana conexión. El Uhane “administra” la información que recibe del Unihipili.

-El Aumakua: (Espiritual) El Padre ó mente súperconsciente. Nuestro Espíritu que está en conexión permanente con la Divinidad. Esa parte nuestra que sabe. El contacto con nuestro supraconsciente se establece mediante el subconsciente, el Unihipili. El Aumakua es nuestro puente, nuestro nexo con la Divina Inteligencia, con la Mente Correcta de Dios.



La pregunta más importante que tal vez jamás te has hecho es “QUIÉN SOY YO?”…

Tú…, sabes quién eres? Crees que eres tu cuerpo???

Tienes que comprender que eres un Hijo de Dios, creado a su perfecta imagen. Ninguna cosa que se diga de ti que sea diferente de esto, ningún otro calificativo que se diga de ti puede ser verdad.

Cualquier otra idea que tengas acerca de ti mismo… descártala… pues es incorrecta.

Nada malo ocurre contigo. Estás a salvo. Nada puede pasarte. Lo imperfecto son las memorias que has creado, aceptado y acumulado desde el comienzo de nuestra creación. Ellas han sido guardadas, acumuladas… en tu subconsciente y no tienes idea de la cantidad ó calidad de las memorias que están alojadas allí. Todas estas memorias atormentan a tu mente subconsciente (el Niño Interior) y distorsionan tu percepción y las decisiones que tomas conscientemente, produciendo reacciones autoimpuestas de las cuales no tienes la más mínima consciencia.

Al no conocer esta parte nuestra… el Niño… creemos que sólo lo que percibimos con la mente consciente existe… y eso es sólo una infinitesimal parte! Creemos que somos un cuerpo… nos identificamos con el… y el cuerpo es sólo un medio para hacer eso que vinimos a hacer… Nosotros somos Seres creados perfectos, que vinimos como hijos pródigos, para poder volver a elegir!

NUESTRO INTELECTO SOLO FUE CREADO PARA ELEGIR ENTRE:

Mente errónea (la mente del ego y de las memorias repitiéndose y reaccionando como robots, sin tener la menor idea de lo que está pasando, sin el menor control de nuestras vidas… buscando culpables afuera…, la mente de la separación, de la dualidad, del juicio, de lo incierto y permanentemente cambiante) ó…

Mente Correcta (la mente de la Divinidad, del Amor, de la Sabiduría, de la Responsabilidad del 100%, del control de nuestras vidas, la mente de la UNION, de la UNICIDAD, del Per-don, de la inmutabilidad)

Hay más… el Niño… el subconsciente… tiene una comunicación directa con el Supraconsciente… Tu Aumakua… Al no haber ninguna comunicación entre las partes de tu Ser… no recibes guía. Si estas partes no están alineadas, operando juntas… tu Ser está dividido, fragmentado… Y experimentas esta fragmentación en todos los aspectos de tu vida.

Por eso decimos, que la relación MAS IMPORTANTE del universo es la relación del Niño y la Madre, Uhane (consciente) y Unihipili (subconsciente). Esto es lo primero que vamos a trabajar. Nuestra familia (Ohana) interna. Nuestra conexión interior. Primero vamos a integrarnos, vamos a terminar con nuestra propia fragmentación. Cuando estamos en equilibrio con nuestras tres partes, cuando ninguna parte domina, cuando el subconsciente se va limpiando y liberando… es cuando los milagros ocurren y las inspiraciones fluyen con naturalidad.



Cuando comencé con Ho’oponopono… yo era un “Buscador” igual que ustedes ahora… Bueno… ahora ya ascendí… ahora ya soy Basurero. Encontré el propósito de mi vida! Vine a este mundo a… sacar la basura… Vine a limpiar y a encontrar mi propio Shangri-lá.



Lo primero que quiero decirles es que nada de lo que creemos que existe, nada de eso existe en realidad. Es decir… nosotros pensamos que hay “niveles”… creemos que hay más importante… menos importante… mejor, peor… bueno, malo… Eso NO existe. Eso es la dualidad!

Creemos que no somos dignos… porque la culpa nos atormenta… y la culpa NO EXISTE!

Hace poco alguien me dijo algo así como que “yo podía”… ellos no. Eso no es cierto!!!

Hay algo que me gustaría que le digan a su Unihipili, de parte de mi Unihipili…:

CUANDO DECIDES QUE QUIERES A DIOS OPERNADO EN TU VIDA, CUANDO CONFÍAS, CUANDO TE ENTREGAS Y NO RESISTES, CUANDO HAS DECIDIDO QUE TODO LO QUE NECESITAS ES A DIOS Y NINGUNA OTRA COSA… DIOS HACE TODO LO NECESARIO… TODOS LOS ARREGLOS… TODAS LAS MOVIDAS… COLOCA TODAS LAS PIEZAS EN EL TABLERO… PARA QUE ESO SUCEDA. NO LO DUDES NI UN INSTANTE.



Cuando el maestro Ihaleakalá estaba dictando uno de sus seminarios, en un recreo, una de sus alumnas le dijo: Mi nieto murió de cáncer. Yo recé! Recé muchísimo! Le pedí a Dios por él mil veces… le pedí que no muriera. Pero Dios no me escuchó… y mi nieto murió.

El Maestro Ihaleakalá le contestó:

“Usted rezaba por la persona equivocada. Usted sólo tenía que pedir perdón a Dios por aquello que estaba dentro de usted que había provocado la enfermedad en su nieto”



Sólo TÚ puedes hacer cosas por ti mismo. Nadie más puede hacer nada por ti. Tal vez te beneficies de la limpieza de otro. Pero eso que quieres que CAMBIE en tu vida, sólo tú puedes lograr que ocurra cuando te haces responsable 100%... mediante la limpieza, momento a momento, sin parar.



Me ocurrió TODO lo que a una persona “sufriente” puede ocurrirle en la vida. No les hablo desde el lugar de alguien que jamás ha conocido el sufrimiento, ó que jamás haya enumerado sus penas una por una. Lo que quiero decir es que conozco la oscuridad total. La oscuridad del abuso mental y físico. La oscuridad de la soledad. La oscuridad de la miseria. La oscuridad de la pobreza y la victimización. La oscuridad de la enfermedad.

Hoy, habiendo tomado responsabilidad del 100%, reconozco que sin esa oscuridad nunca hubiera buscado la luz. Y puedo reconocer en cada situación horrenda en mi vida, cómo yo las había creado… y cómo buscaba escapar de eso culpando a los demás. Si uno mismo, en su interior, no logra conectarse con sus emociones y sentimientos, con su UNIHIPILI, con su NIÑO INTERNO, es incapaz de conocerse a sí mismo y de verdad amarse a sí mismo. Y de este modo, nadie puede amarnos ya que sólo estamos pidiendo “castigo” por sentir que somos “culpables” de algo.

Desde esa postura, así fragmentados… rezar no sirve, porque no tenemos la confianza suficiente, ni si quiera podemos sentir una pequeña percepción de la Divinidad en nosotros mismos. Cuando imploramos a Dios que nuestra situación cambie y seguimos en la culpa… no tenemos la menor fe, desde nuestro interior, en que somos dignos de recibir ese cambio. Al sentir que no merecemos más que lo que nos toca, sólo conseguimos más y más de eso.

Eres un hijo de La Luz, eres perfecto. Eres merecedor de Amor, porque eres AMOR. Lo único imperfecto son las memorias repitiéndose… los pensamientos erróneos. Puedes volver a elegir! No necesitas guardar el Amor. No se acabará jamás. Entrégalo todo… no te quedes con nada… porque sólo eres Amor y siempre te llenarás de más Amor. El Amor, para ti no es un recurso no renovable. Es un recurso permanente! Tú eres eso!



La Paz comienza conmigo

Yo soy la Paz