Gracias

Gracias

domingo, 10 de agosto de 2014

Soy muy rígido con mis ideas. Por Isha

Soy muy estructurado y me siento encerrado en mis propias ideas, como viviendo encajonado. Quiero cambiar!
Pues esto es muy bueno, porque así, cuando uno puede ver algo, realmente puede empezar a cambiar. Y en tu caso puedes comenzar a abrir esas cajitas que tienen etiquetas ¡y así tu proceso se puede transformar en una navidad cada día!
Con la disposición al cambio puedes empezar a ver cada cajita, y en cada una puedes mirar lo que está adentro, y tal vez encuentres, por ejemplo,  muchas ideas que pueden ser muy inteligentes, pero que tal vez se pueden dejar ir. O  muchos apegos que son lindos, pero que tal vez se pueden dejar ir también.
Y así puedes seguir abriendo tus cajitas y
vaciándolas, ¡hasta que estés viviendo en una caja muy, muy  grande que contiene la totalidad y está llena de amor, y no tiene paredes, y no tiene límites! Y al enfocarte en la conciencia, eso se transforma en tu objetivo.
 Y no mal-interpretes, al dejar ir el apego, estás soltando el miedo que tienes proyectado sobre las cosas y por lo tanto, estás dejando ir aquello que te limita y que no te permite ser feliz plenamente y vivir en paz. Así que esa caja tan grande de la que te hablo, sin paredes y donde cabe la totalidad, es infinito amor, paz y dicha.
También sucede que las personas que tienen muchas cajitas tienen aspectos muy hermosos, tienen una cierta rigidez que les permite enfocarse mucho, este aspecto puede utilizarse para ser libres, para enfocarse en practicar lo que te haga bien, utilizarlo para lo mejor.  Como los que son  testarudos, por ejemplo: usen esa cualidad para sanarse, para amarse a sí mismos. ¡Sean cabeza dura, pero para amarse! Úsenlo a su favor. ¿Qué les parece la propuesta? 
Isha