Gracias

Gracias

sábado, 2 de agosto de 2014

Isha. Cuando pienso en las cosas dolorosas...

Cuando pienso en las cosas dolorosas que me sucedieron en mi pasado sufro, no se como superarlo..

Claro que lo superarás, pero deja de pensar en ello como una forma de torturarte. Sí aprenderás y es importante que en este momento sientas todo lo que emerge como emoción relacionada con esos eventos, pero no para que te castigues, no para que te culpes ni te tortures generando sufrimiento, sino para dejar que la emoción fluya y se limpie. Esto es muy importante, pues lo que hacemos generalmente es ignorar toda la emoción y fingimos que todo está bien, así todo va suave y nos sentimos cerca de los otros o nos comportamos como creemos que tenemos que ser, pero por debajo está todo ese resentimiento, o toda esa ira, muy a menudo con los que están más cerca de nosotros. Hay que expresarse con claridad y ser real, pues si no, uno comienza a odiarse a sí mismo. Y enseguida pensamos: ¡ah! pero tengo miedo, voy a herir a alguien! Pero mira, ya estás lastimando a alguien, te estás lastimando a tí mismo. 

 La verdad vuela más alto, y causa unidad, siempre. 
La protección aumenta el miedo y nos separa.
El ser agradable, ser amable sin sentirlo, no es real, es falso, es frágil y no hay conexión ¿Por qué?: Porque viene de la cabeza, es sólo intelectual, desconectado, el corazón no está presente en el sentir y el otro se da cuenta:
–"¿Hola como estas?" ..(por dentro pensamos: "lo odio....lo odio.....pero es mi hermano".....mamá y papá me están mirando....así que sonrío...y le pregunto).."¿Estás bien? ¡qué bueno!"...(y siento..grrrrrrrrrrrrrr). Por dentro está esta ira y la conexión es superficial, pero si lo expresaras y soltaras la carga...¿qué sucedería? - Te reunirías con el amor. Porque el amor estuvo siempre allí. Realmente es imposible odiar a alguien; si soltaras la carga amarías a todos! Tal vez esa persona no sería tu mejor amigo, no irían de fiesta juntos, pero no tendrías ni carga ni resentimiento con esa persona.  Porque donde sea que ves eso externamente es una parte tuya que no estas amando. Cuando ves tus juicios, los que son grandes, intensos, en un momento los encontrarás dentro de ti y te vas a sorprender: ¡ah! ¡eso que juzgaba era yo! y sí, siempre has sido tú, eso que veías afuera como malo, como inadecuado.
Entonces exprésalo, sigue expresando, no me crean a mí, no es necesario, pero sigan vaciando, expresando la carga de esos juicios y vayan soltándolos hasta que lo único que quede sea la unidad y que todo el resentimiento se haya ido. Y normalmente tenemos esos sentires con algunos miembros de nuestras familias, y tenemos que acercarnos hacia ellos en lugar de alejarnos y hablar nuestra verdad, acercarnos al otro y soltar el pasado. Eso es  súper importante, ir soltando la carga, ser vulnerables, abiertos, y dejar de fingir, porque esa es una parte tuya a la que estás abandonando cuando la evitas, la juzgas o le dices que no.
Isha