Gracias

Gracias

martes, 1 de julio de 2014

¿Cómo puedo jugar el juego de otra forma?. Por P'taah

La Creación

Interlocutora: Si hubiera algo que yo he creado y que no me gusta, ¿Cómo podría diferenciarlo entre un simple miedo, o algo que sería bueno transformar? 

P´taah: Bien querida, primero pregúntate ¿Desde dónde he creado esto? Lo que queremos decir es que sea lo que sea que hayas creado, viene de un pensamiento o creencia. Ya sabes eso. Así que di: ¿Cuál es el regalo aquí para mí? Esto no me gusta y ya no me agrada; sin embargo ¿Cuál es el regalo para mí? ¿Qué es lo que he aprendido sobre mí e incluso qué es lo que puedo enseñar a otros desde esta creación?” 

Y luego pregúntate “¿Qué es lo que realmente deseo para mí en vez de lo que he creado?”, entonces podrías recrear lo que deseas dando gracias a esta creación diciendo: “He atraído esto hacia mí de esta manera para que pueda saber más sobre mí mismo y saber más sobre el amor.” ¿Tiene esto sentido para ti? 

Interlocutora: Tiene sentido... No estoy segura de si es así, pero algunas veces pareciera que
estoy tan apegada a las viejas cosas que no me gustan, que después de transformarlas pareciera que no me desprendo de ellas, por el miedo de no haberlas transformado lo suficiente. ¿Es así? 

P’taah: O más bien es el apego a las viejas historias, pero ciertamente puedes cambiarlo viendo el regalo que ha habido en ellas. Una vez que digas: “Gracias”, lo que automáticamente haces es crear el espacio para que suceda una nueva situación. Así que cuando puedas reconocer que todo es simplemente una historia y que la has creado a partir de alguna idea, creencia o miedo; y que ya no necesitas más esa historia, entonces ya eso no es más parte de esta nueva realidad que deseas crear para ti y simplemente di: “Gracias”. La mayoría de esas historias están basadas en el miedo, tu eso lo entiendes. 

Interlocutora: Si, lo entiendo.

P’taah: Ciertamente, pero ¿Sabes querida? Es muy fácil para ti asumir la responsabilidad de aquello que has creado y que no te gusta mucho. Ahora, nuestro deseo para ti es que cada vez te enfoques más y más en las cosas maravillosas que hayas creado y que asumas la responsabilidad por ellas. ¿Lo ves? Se siente completamente diferente decir “Dios mío, he creado esta maravilla. ¡Soy yo quien lo ha hecho!” 
Así que cuando das las gracias a la parte de ti que es más extensa y cuando dices: “¿No es maravilloso lo creativa que soy que he creado esto?” Entonces ciertamente has cambiado la frecuencia. Desde este nuevo espacio, desde esa nueva frecuencia, creas cada vez más lo que deseas. Y ciertamente en esta forma permites que aflore la creatividad que eres. 

Interlocutora: Hay algo más que quería preguntarte sobre las dudas. Hay momentos en los que dudo tanto sobre cualquier cosa que….

P’taah: ¿Qué es realmente la duda, querida? La duda es una creencia en un resultado negativo, ¿No es así? 

Interlocutora: Si 

P’taah: Esta bien… Ese es un patrón muy viejo ¿No crees? Creer en un resultado negativo… Bendícelo. 

Bendícelo, porque la parte más extensa que eres, sabe la grandiosa verdad sobre ti. No hay duda allí donde haya consciencia. En cierta forma la duda es de la mente y la consciencia es del corazón. Así que cuando puedas permitir la duda y decir, “Oh si… la mente está dando vueltas, la mente está dando vueltas…” y luego aquiétate por un momento, respira y simplemente siente la comprensión de que no hay ningún resultado negativo porque eres tú creando tu realidad desde este momento de paz y consciencia. Entonces cambias la frecuencia desde esa creencia de resultado negativo y la traes al momento presente porque todas las dudas son sobre el futuro. No son sobre este momento. Siempre son sobre el futuro, ¿No crees? 

Interlocutora: Si, pero no es sólo eso sino que también a veces dudo sobre la validez de lo que he experimentado.

P’taah: Claro, entonces détente y respira en tu abdomen. Detente y respira en tu corazón, porque todo eso son sólo juegos de la mente. ¿Lo ves? 

Interlocutora: Si 

P’taah: Todo eso son sólo juegos de la mente. Todas tus experiencias, buenas o malas, te han traído hasta este ahora y esta consciencia, y con esto queremos decir a este espacio del corazón. 

Ciertamente, algunas veces el pequeño en nosotros está aterrorizado de que lo vayan a aniquilar y dice, “Esto es una tontería” Esta bien… acurruca un poco a ese pequeño... ¿Lo ves? 

Sé consciente de que cuando la imaginación te traiga ideas y visiones de una gran y maravillosa existencia o futuro o como sea que quieras verlo, eso es una realidad que existe en el campo 
unificado de consciencia. Es cierto, sin importar cuánto la pequeña mente pueda invalidarlo y diga que es una tontería y que nunca podría pasar porque es una historia demasiado buena.

No importa cuánto la mente el pequeño dentro de ti patalee, grite y diga que no. La verdad es que todo lo maravilloso que puedas imaginar para ti existe allí fuera en el Campo Unificado de Consciencia. Todo lo que puedes hacer es simplemente decir: ¡Gracias! Y permitir que venga a ti sin importar lo imposible que parezca.

Interlocutora: Si. 

P’taah: Sabes, tú estás aquí para estar en la vida. Eso es todo. Ya eres el maestro iluminado. Ya eres este gran Dios creador y has elegido venir aquí para ser todo lo que puedas ser, sea lo que eso sea. No puedes dejar de saber algo realmente, ¿Entiendes? 

Tu vida sigue siendo perfecta porque es el Dios que eres el que está jugando el juego llamado la vida. Y es un juego. 

¿Y sabes querida? ¿Cómo jugarías este juego si nadie te estuviera viendo? ¿Cómo jugarías este juego si nadie te estuviera juzgando? ¿Qué harías en el juego si fueras libre de jugarlo como tu corazón quisiera? ¿Qué tan diferente sería? Esto también es algo a considerar. ¿Y sabes querida? Eres muy buena jugando el juego como si nadie te estuviera viendo. Eres valiente. 

Interlocutora: Si es cierto.

P’taah: Así que ciertamente sólo es esa pequeña, que alguna vez no te deja saber más sobre el amor. Y eso está bien querida. Tú sólo estás aquí para jugar el juego. Sea como sea es perfecto. Y cuando te descubras eligiendo aquello que no es amor y aquello que no es todo lo que puedas ser, entonces simplemente détente y di: “¿Realmente quiero esta historia? ¿Qué es lo que realmente deseo?” no puedes hacerlo mal ¿sabes? Pero a veces lo olvidas. 

Interlocutora: Si, lo hago...

P’taah: Esto es para todos vosotros. No podéis hacerlo mal en la vida. No podéis tomar decisiones equivocadas. No os podemos enfatizar esto lo suficiente. Porque cuando te das cuenta de que es un juego, de que sois Dioses jugando el juego, de que no lo podéis hacer mal y de que no podéis tomar decisiones equivocadas, entonces podréis permitir fluir con la corriente. Podréis traer aquello que deseas y ciertamente podréis ver el regalo en cualquier cosa que hayas creado, incluso si en ese momento dices: “Bueno esto no es lo que deseo” y podrías preguntarte: “¿Cómo puedo jugar el juego de otra manera? 

Jani King /P'taah 

www.Ptaah.es