Gracias

Gracias

jueves, 1 de mayo de 2014

Los patrones que se repiten. Por P'taah

Interlocutor: Tengo algunas preguntas sobre cómo manejar las emociones. He hecho tu técnica de amar al pequeño dentro de nosotros y he descubierto que funciona muy bien para hacer que las emociones se vayan. Pero muy a menudo regresan cuando otra cosa sucede y vuelvo a tener los 4 miedos básicos de los que hablas. Así que me hace pensar que algo está reteniendo esas emociones en mí y creo que ese algo son las creencias. También pienso que las creencias crean nuestra realidad. Así que me pregunto si puedes recomendar otra técnica, para limpiar esas creencias que parece que hacen que todo siga igual.

P’taah: Muy bien. Primero permítenos decir que no sólo las
creencias mantienen la infraestructura interior. En cierta forma las creencias son la estructura, pero lo que ayuda a crear y recrear las historias que activan la vieja emoción es la emoción en sí, la frecuencia de la emoción.

Ahora bien, lo primero es decir que no se trata de deshacerse de las emociones, sino simplemente permitirlas ser. Comprender que mientras las permites, entonces ellas flotarán hacia una frecuencia diferente. Así que una de las cosas, es el hecho de que juzgas estas emociones como algo que no es bueno, de lo que hay que deshacerse lo antes posible.

Hay que entender que tu cuerpo emocional es parte de quien eres. Es parte de tu estructura. No estarás en tu condición humana sin emociones.
Así que la cuestión no está en el hecho de que tienes emociones, sino en el juicio negativo sobre las emociones. Te sugerimos que contemples esta idea de que no hay nada malo, nada equivocado con las emociones en sí, ¿Mmm?
Mientras has experimentado los primeros años de tu vida, has ido construyendo esta infraestructura de creencias. Querido… cuando seas consciente de que estás creyendo una de estas viejas creencias que ya no te sirven, entonces detente y reestructúrala.
Por ejemplo, algunas personas creen: “Siempre me sucede algo malo justo cuando pienso que todo va bien” ¿Entiendes?

Interlocutor: Si lo entiendo.

P’taah: Así que en el momento en el que juzgas que ocurre algo “no tan bueno”, en tu mente
surge la creencia de que siempre te sucede algo malo justo cuando piensas que todo va bien. Entonces detente y respira en ello, porque esa creencia en sí misma dispara una emoción. Y cámbiala diciendo: “Toda experiencia que tengo es una oportunidad y un aprendizaje para conectarme más con quien soy realmente y para saber más sobre el amor.”
Mientras prestes atención y por supuesto mientras te enfoque más en el presente, en el ahora, más fácil te será hacer esto. Mientras más te habitúes en prestar atención a este viejo patrón, entonces, no te tomará mucho tiempo en cambiar estas viejas creencias. Hacerlas positivas, hacerlas más acorde con tu nuevo yo, con cómo quieres que tu vida sea ¿Tiene esto sentido para ti?

Interlocutor: Si claro tiene mucho sentido.

P’taah: Muy bien.

Interlocutor: Cuando hablas sobre las emociones que tenemos….. Yo trabajo como terapeuta. Si alguien me viene con una emoción particular y quiero ayudarlos a sentirla o a moverla, ¿Hay un rango particular de emociones? Por ejemplo si una emoción es una frecuencia, ¿A qué otra frecuencia puedo asistir a mis pacientes, a cambiar la emoción que están sintiendo? ¿Las emociones pasan por un espectro como un arcoíris?

P’taah: En cierta forma lo hacen. Se puede decir que el espectro va desde el miedo al amor. Así que la transformación desde el miedo al amor cambia la frecuencia. Ahora bien ¿Cómo haces para asistir a esas personas que están viviendo un trauma o que están muy estresadas, para que cambien? Bueno, la primera cosa importante para ellos es respirar. Respirar. Como hemos contemplado anteriormente, todas las cosas en tu realidad física son en cierta forma, un reflejo de lo que hay en una realidad superior. Así que la respiración en tu realidad física se equipara con la vida. Si no estás respirando no estás viviendo. Pero en la realidad superior, la vida es la Diosa/Dios. La vida es amor, lo que simplemente es otra palabra para Diosa/Dios.
Cuando puedas en medio de la emoción, aquiétate y enfócate en tu respiración. Respira con tu abdomen, hacia la emoción, entonces lo que haces es abrir el canal. Estás tocando la emoción. Estás permitiendo la emoción.
Lo que usualmente sucede cuando estas sintiendo una emoción muy fuerte es que dejas de respirar, o respiras muy rápido y superficialmente. Así que bloqueas la emoción, la retienes abajo en tu abdomen.
En el momento en que te detienes y respiras, lo que estás haciendo es decir: “Te reconozco. Te permito” En otras palabras, es una forma de aceptar el sentimiento, la tensión en la barriga. Así que cuando respiras y enfocas la respiración en la emoción, estás cambiando y
transformando la frecuencia. Cuando practiques esto para ti, entonces podrás usarlo para otras personas durante la terapia.

Interlocutor: Si. Hay veces que cuando lo hago para mí mismo, cuando estoy en medio de la emoción y lo hago, estoy en el aquí y el ahora. Algunas veces estoy tan en el aquí y ahora que no puedo pensar. Entonces tengo que esperar un rato hasta que puedo hacer algo más con el trabajo, pero no en el momento de mayor intensidad.

P’taah: Simplemente respira querido, sólo respira.

Interlocutor: ¡Gracias!

Jani King /P'taah

www.Ptaah.es