Gracias

Gracias

miércoles, 13 de marzo de 2013

Alineados de la cabeza al corazón encontramos la paz interior


Esta experiencia no es algo que creamos, sino una consecuencia de todo aquello que liberamos, es el producto de sanar resentimientos, odios, resistencias, ya que esa paz, así como el amor y la dicha, son esencialmente nuestra naturaleza interior.


Por Isha
Hoy compartiremos con ustedes lo concerniente a la alineación de la cabeza con el corazón. ¿Y por qué hablamos de alineación? La mayoría de las veces la cabeza se encuentra liderando nuestras acciones, nuestros sentimientos, yendo por su lado, creando proyectos e ideas. Le damos prioridad a todos esos planes, a esa información, a todo lo que externamente sucede, y no prestamos atención al interior, a lo que sentimos, que es en realidad la brújula que guía y dirige el barco de nuestra vida, y que nos señala la ruta que nos brindará realización como seres humanos, aquello que va vibrando al unísono con el crecimiento verdadero mientras transitamos hacia nuestra evolución humana.

Darshan 2013 01 22

Yo soy tú, corazoneando

La Verdad, simplemente es Amor. Por P'taah




Mensaje de P’taah, Febrero 2013.

Aquello que sois es extraordinario. El anhelo de vuestro pecho de saber, de expandirse, de crecer, de transformar el miedo y el dolor en libertad y soberanía, en alegría; os convierte en portadores de luz, porque queridos, no estáis separados de tus hermanos y hermanas. Por muy aislados que os sintáis, ni aunque los demás no sepan de ti.
No estáis solos. Así que tu coraje, tu deseo interior de ser más y tu expansión de consciencia; hace la consciencia de la humanidad se expanda también porque no está separada. Mientras descubres tu propio conocimiento, sirves a cada ser de tu planeta. Es un gran servicio que das a los demás.
¡No estáis solos! Sois maravillosos, poderosos, seres espirituales y multi-dimensionales. Lo sepáis o no. Habéis vivido miles de vidas lo sepáis o no. Existís en todas las dimensiones hasta los reinos angelicales como los llamáis, lo sepáis o no. Sois grandes y maravillosos y no lo sabéis. No lo sabéis.
¿Qué es realmente saber?