Gracias

Gracias

miércoles, 4 de abril de 2012

Elegir es crear. Por Isha


Elegir es crear
En cada momento que elijo me defino, estoy decidiendo si voy a vivir este momento nuevo y con todo el potencial como un creador o como una víctima.
Por Isha

¿Voy a evolucionar o seguiré culpando al afuera?, lo que soy en cada momento define quien eres, y a medida que cultivas la conciencia puedes ver los comportamientos basados en el victimismo, manipulación y empiezas a cambiarlos, a dejarlos ir, porque son esos comportamientos los que te hacen sufrir.

Cuantas veces te encuentras pensando “no soy feliz por lo que me haces”, “no me gusta como eres”, “si cambiaras yo podría ser feliz”, o uno y mil pensamientos responsabilizando al afuera por la felicidad que uno no tiene sea por el dinero, por las posibilidades, por la pareja, por el jefe o cualquier otra cosa, el punto es que apuntamos afuera y ese dedo, lo tenemos que llevar a apuntar hacia adentro, hacia uno mismo en lo más profundo.

Entonces, encuentra ese lugar, yendo hacia adentro, comunicándote internamente, sintiendo que lo liberas y se transforma,
más rápido sientas esos lugares que  son comportamientos automáticos que traen sufrimiento, más rápido podrás tomar responsabilidad, más rápido podrás sentirte realizado internamente y creando lo que quieras.

Estoy aquí para compartir el cómo me di cuenta de que las cosas en realidad no están tan mal como pensamos, que son increíblemente más maravillosas y fantásticas de lo que podríamos haber soñado.
 Es hora de dejar de preocuparse y empezar a crear un mundo en el que valga la pena vivir y que comenzará con cada uno. Sí! No vayas a creer que la situación actual en el mundo sea un problema ajeno: es tu responsabilidad y de cada uno.

En todo momento hay una opción. Se puede elegir el miedo, u optar por elegir el amor. Puedes entregarte a lo que es, o resistirte.

Y, ¿si transformamos todo eso interno que funciona interactuando por pura inercia? Puede que lo familiar lo sintamos cómodo, pero si nos quedamos estancados en lo conocido, nunca experimentaremos nuestro potencial completo. La inercia nunca te da alegría: en última instancia te lleva a la insatisfacción. ¿Qué pasaría si la vida se convirtiera nuevamente en liviana, alegre, inocente, una celebración de la felicidad presente en cada momento? ¿Qué pasaría si la vida pudiera pasar del drama y la tragedia al entusiasmo y la aventura, de una película de cine negro y angustiante a una comedia romántica y ligera en el que finalmente descubres que tú único y verdadero amor, todo el tiempo, fuiste tu? Quien seas en el futuro será definido por quien estés siendo ahora. Tu evolución se define por tus respuestas ante lo que sucede cada día y la evolución es la dicha.

Pregúntate: ¿Me estoy amando? ¿Me estoy volviendo la persona que mi corazón anhela ser? ¿Estoy siendo más amor? Mientras estés esperando algo, ya sea un milagro o un desastre, estás rechazando la oportunidad de elegir algo nuevo en este momento y así activamente generar transformación en ti y en el mundo. Mientras inicias este viaje tan emocionante y estimulante, mi querido lector, esta gran búsqueda en las profundidades de tu ser, te pediré algo: en lugar de esperar a ver resultados en el futuro, definí quién vas a ser en este momento. Esta es la diferencia entre ser víctima y ser creador. Un creador determina quién será, mientras la víctima espera a ver lo que suceda. Cada momento que pierdes en pensar en tu futuro, es energía que podrías utilizar para transformar tu realidad actual. El momento, es AHORA.