Gracias

Gracias

jueves, 18 de agosto de 2011

Los ángeles de la prosperidad


Publicado el 17 agosto, 2011 por Vivi Cervera


Comparto contigo una experiencia magnífica: el día de ayer recibí una de esas cartas que no olvido porque me enseña a ver ciertas cosas desde otra perspectiva y porque me hace muy feliz. La mujer que escribió la carta, se llama Paula, es de México y me enseñó una gran lección con estas palabras:
“Hola Vivi, este día he depositado
en tu cuenta la suma de 200 dolares que no son para ningún producto es simplemente un donativo para agradecer tu trabajo tu dedicación y tu obra, 200 dolares no alcanzan a cubrir lo mucho que has hecho por mi pero es con lo que por ahora puedo contribuir y espero que te compres algo que te guste mucho en mi nombre jajajajajaja, y ya sin querer decirte como debes de hacer tu trabajo te pido que tengas en cuenta que en tu blog no hay un solo lugar a donde hacer klic para hacer una donación y ojala te decidieras a ponerlo para que cada persona que te lee y se siente beneficiada tuviera la oportunidad de retribuirte con lo que pudiera y que así entrara en tu mismo flujo de prosperidad y abundancia, gracias gracias gracias, he sanado de muchas cosas a tu lado. Con amor, Paula.”
Gracias a Dios estoy adaptada a recibir donativos de dinero que llegan a mi vida por muchas razones; incluso hasta por crear un video para Youtube o por escribir un artículo he recibido un dinero que no esperaba y esto es porque algunas personas a lo largo del tiempo me han retribuido en esa forma su gratitud, si no fuera así me habría desmayado al recibir este correo, ya que hasta el día de ayer desconocía la existencia de Paula, jamás me había escrito!. Me siento muy bien por aceptar estos regalos, ya que me incluyen en la corriente del dar y del recibir de la que ella me habla. Gracias.
Hace más o menos un año, llegó a mi casa una caja enorme, llena de regalos. Una querida amiga (Graciela Britez-Gennari) nacida en Argentina y residente en USA, la había llenado de objetos maravillosos para Sofía y para mí; la caja también contenía exquisitos dulces de su país y mucho amor; de hecho venía incluida el alma de ella representada con el mate argentino. Cada regalo estaba envuelto cuidosamente y me convertí en una niña al descubrir cada cosa, de hecho abrí la caja en plena calle, a la luz del sol y ante la mirada de algunos caminantes. Estaba maravillada, conmovida, feliz y todavía siento lo mismo cuando escribo sobre esto. En el fondo de la caja venía una tarjeta con un bello mensaje que llevo en mi corazón. Creo que jamás puedes desprenderte de instantes como este y por lo mismo auguro para ti estas mismas sensaciones, estos mismos regalos que la vida me da permanentemente. Te llevo conmigo Graciela!
Esto es gracioso, he recibido de todo tipo de regalos: dinero, perfumes, tarjetas, libros, pistolas de agua, cds e incluso hace algunos años un señor me obsequió un par de hermosos pavos! Sí, pavos para la cena navideña. En otra ocasión me detuve a charlar con una señora como de unos 80 años de edad, que acababa de conocer en una tiendita y al terminar nuestra charla, tomó mi cara entre sus manos y me dijo: “recibe estos 20 pesos por favor, no me digas que no” (20 pesos mexicanos equivalen a 2 dólares). Yo no quería hacerlo porque ese no era el objetivo de mi charla con ella, no quería quitarle su dinero, pero tampoco podía negarme y lo acepté, augurando la prosperidad para ella. Todo esto hace que me sienta afortunada y es que lo soy!. Por supuesto que detrás de todo eso hay amor, recibo amor, aprendo de las personas y amo lo que hago.
Desde que inicié este blog, jamás consideré la posibilidad de poner un botón o una sección de donativos porque creía que esto era pensar sólo en mí y que significaba dejar en segundo plano a las personas que me leen. Aparte de todo esto, mi trabajo que es escribir, siempre estuvo, ha estado y estará patrocinado por el cielo, de tal forma que jamás nada me ha faltado, ni me faltará. En resumen, siempre creí que poner la opción de donar dinero a mi causa, a mi misión de vida, a mi blog, era algo que sólo me beneficiaba a mí. Pero ayer con la carta de Paula aprendí que no es así y 7 años después lo reconozco.
Cada palabra de gratitud, cada bendición, cada expresión de amor que recibo a diario, tiene un valor sagrado para mí. Esto es algo que no tiene precio, ni comparación, así que lo atesoro, lo llevo conmigo siempre. Con cada palabra de amor que me has dado yo he llegado muy lejos y me siento feliz de estar en este planeta y por eso, con cada palabra de amor que recibo de ti, yo me doy por bien servida, quedo satisfecha. Esto es lo que tú haces por mí.
Ahora te pregunto: ¿Qué haces por ti para entrar en el flujo de la prosperidad?
Es importante que tomes 1 peso, 1 centavo, 1 sol, 1 dólar y lo lleves a una institución de donde estés recibiendo beneficios a nivel espiritual. Te aclaro esto: Tu obra, tu acto de dar no tiene que iniciar necesariamente conmigo porque esto no es por mí, es por ti. Si has recibido algo, aunque sea mínimo por parte de la información gratuita que hay en este blog, haz también algo valioso por alguien que conozcas en nombre de lo que aprendiste. No te estoy pidiendo que hagas esto por mí, ya que con tu presencia en este blog me es suficiente y además, mi trabajo tiene patrocinio divino. Sólo ayuda a alguien que trabaja de sol a sol y que vende sus productos puerta a puerta, adquiriendo algo de lo que vende o compra un número para alguien que hace una rifa para salir adelante y hazlo sin esperar ganarte esa rifa o que se solucionen tus problemas. Mantente inmersa en el flujo de abundancia que simboliza el dinero, no subestimes esta acción y sobre todo no esperes a ser ric@ para contribuir con la obra o el trabajo de alguien, porque así tú recibirás eso mismo que estás regalando. Si bien todos somos uno, la experiencia onírica que vivimos es individual y por ello, dar se convierte en recibir.
Si no tienes disponible ni un solo dólar para ayudar a alguien o para retribuir lo que has recibido, entonces hazle saber a esa persona que estás agradecid@, hazle saber de alguna manera aunque sea telepáticamente, que le bendices y que le amas. Inicialmente esto es por ti, no por ella, tenlo en cuenta.
Si no has recibido nada, sigue tu camino, continúa con tu búsqueda que en cualquier momento tendrás tu oportunidad para dar.
Aparte de escritora, Yo Soy una excelente vendedora, tal vez la mejor  (quizá un día me decida a crear un producto para formar vendedores con excelencia, desarrollado para quienes tienen algo que entregar, algo que vender), y me siento agradecida con todas las personas que día a día adquieren mis productos y que llegan a mi vida como ángeles mensajeros de prosperidad, porque eso es lo que son. Esas personas permiten que este blog continúe vigente. Esto significa que hay un grupo de seres que ha apoyado mi trabajo con su dinero, con total confianza y es por eso que puedo continuar escribiendo. Gracias a tod@s ell@s porque sé de dónde vienen. Gracias también a quienes se toman el tiempo para comentar los post que publico aquí y en Facebook. Gracias a quienes me envían su amor por escrito cada semana cuando reciben el boletín. Gracias por estos regalos. Gracias a todos los seres que me bendicen y que me aman, eso es algo recíproco.
Yo continúo sanando y caminando en paz a tu lado. Abrazos.
PD. Cada artículo mío llevará siempre la opción de un donativo. Gracias Paula. Te amo.
© Todos los derechos reservados. Vivi Cervera 2011.
Si este artículo gratuito fue de tu agrado, tienes la opción de hacer un donativo a www.vivicervera.com aquí.