Gracias

Gracias

jueves, 5 de mayo de 2011

Cómo ir más allá del miedo


La semana pasada te decía que tienes que ir más allá de tus limitaciones y de tus miedos a lo desconocido, descubrir lo que hay detrás de ello y transformarlo en conocido

Te decía que si no vas más allá no te estarás experimentando a ti mismo en toda tu capacidad y potencial, ni tampoco estarás sintiendo tu grandeza, que está latiendo fuerte dentro tuyo, esperando expandirse y ser, completamente, y que la ironía es que te está esperando justamente en ese lugar desconocido.


Te decía que te animes a descubrir, a vivir con pasión, un ciento por ciento, a experimentar la plenitud, la dicha, la paz y el amor incondicional que hay en tu corazón. Que no está en ningún otro lugar más que allí, y que cuando lo encuentres te vas a dar cuenta que siempre supiste que por allí era el camino, que no era algo desconocido sino, simplemente, lo habías olvidado.

Te decía que ese miedo, entonces, se transforma en un gran maestro, y que podemos caminar hacia él cada vez más, hasta encontrar nuestro verdadero ser.

Entonces, ¿cómo podemos hacer esto? Primeramente, hay que desarrollar un espacio interno de lo que yo llamo amor conciencia, que es para lo que sirven las facetas que te enseño en los primeros pasos del Sistema. O si estás haciendo otra práctica, lo que sea que hagas te llevará a desarrollar ese lugarcito cálido, seguro dentro tuyo, ese lugar en el cual anclarte.

Cuando los miedos aparecen, siempre es algo del afuera que los provoca, ¿verdad? O algún pensamiento relacionado con tus apegos, o que algo malo puede pasar, ¿sí? Y generalmente te lleva a cerrarte, a protegerte, a no pasar de allí, a decir NO a algo nuevo.

Ese refrán tan usado de “más vale malo conocido que bueno por conocer”, ¿pensaste alguna vez en el significado real de esto? Entonces, cuando aparece el miedo, vas a conectarte con ese espacio interno. Puedes ver los miedos que aparecen y activan la respuesta de defensa, y así elegir ir hacia adentro. Por ejemplo: si te da miedo hacer un cambio, ya sea de lugar, de trabajo, de pareja, de look, de lo que sea, lo importante es sentir. Así que en vez de paralizarte, podrás ir más allá y elegir actuar el cambio, lo nuevo, aunque el miedo siga allí.

Si te da miedo decir lo que sientes, por lo que pueda provocar en una situación o relación, y hasta ahora te habías guardado todo, ahora, aunque ese miedo esté ahí, vas a decir exactamente lo que sientes.
 En realidad, cada uno puede aplicar esto e ir más allá en muchas cosas, es la elección básica de la que siempre les hablo. Hay dos opciones: elegimos el miedo o elegimos el amor. Y cuando elegimos no ser más prisioneros del miedo, entonces nos estamos amando a nosotros mismos. Es sencillo. En realidad es abrirse a ir más allá de lo que nos limita, es decirse un gran SÍ a uno mismo y así poder recibir el infinito fluido del universo que solo nos quiere dar lo mejor. Es un cambio interno que cambia todo lo externo.  

Anímate.

ISHA