Gracias

Gracias

martes, 5 de octubre de 2010

Borrar las memorias con Ho'oponopono


Soltar se menciona como necesario para el crecimiento espiritual pero puede ser un proceso atemorizante. Mucha gente tiene miedo de soltar.
¡Relájate! En primer lugar tienes MUCHISIMAS memorias que limpiar y borrar. Segundo, borrar las memorias que no están funcionando, te abrirá más puertas y te traerá mejores oportunidades; nueva gente, más apoyo y ¡más personas con quiénes limpiar!

Gracias a Dios no eres tú quien decide qué memorias van a ser borradas. Tu único trabajo es dar permiso. Una vez que decides que vas a tomar 100% de responsabilidad, la parte de ti que sabe mejor, la parte que te creó y que te conoce mejor que nadie – algunos lo llamamos Dios- sabrá qué memorias estás listo para soltar

.
¿Por qué no podemos soltar todas las memorias de una sóla vez? Bien, no es tan simple. Es importante que nos demos cuenta que nuestro cuerpo son memorias también y si Dios quitara todas nuestras memorias, nuestros cuerpos no lo soportarían. Mi maestro Dr. Ihaleakalá Hew Len dice que si esto sucediera nuestros cuerpos lucirían como unas pasas.

Entonces, ¿puedes ver lo maravilloso de todo esto? Ni siquiera tienes que saber qué estás soltando. La parte nuestra que es perfecta sabe con exactitud lo que estamos listos para soltar y borrará tales memorias.

Sí, todo se trata de “memorias”. Cuando algo surge en tu vida es sólo una memoria repitiéndose. Podrías pensar que la circunstancia significa que espiritualmente estás procesando y limpiando algo relacionado a cierta persona, o el gobierno, o la vivienda, o el dinero, pero la realidad es que nunca sabes qué es lo que estás limpiando. Sólo Dios sabe.

“¿Tengo que ponerle intención? ¿Tengo que sentirlo?” Permíteme hacerte una pregunta. Cuando aprietas la tecla de borrar en el teclado de la computadora, ¿lo haces con intención? ¿Cuándo lo haces tienes que “sentir” como que estás borrando? Mejor aún, ¿le sonríes o sientes compasión cuando lo haces? No, no tienes que poner intención o sentirlo y ni siquiera tienes que entenderlo. ¿Alguna vez has intentado entender como un programa baja a tu computadora?

En Ho´oponopono siempre te diremos, “por favor, Sólo hazlo, Sólo dilo”. Toma 100% de responsabilidad por las memorias y programas que atrae las cosas a tu vida y luego ¡suéltalas!

Debemos estar dispuestos a confiar y saber en nuestros corazones que cada vez que hacemos nuestra parte (dar permiso, soltar). Dios hará la Suya, garantizado.

Posted by Mabel Katz on September 30, 2010